USO DE BACTERIAS BENÉFICAS EN COMPOSTAJE

La agricultura moderna se caracteriza por el por el manejo de grandes poblaciones de plantas o animales con espacios reducidos y altos volúmenes de alimentación. Esto se traduce en montañas de desechos que precisan ser tratados para mejorar su aprovechamiento como abono y evitar un indeseable impacto ambiental negativo.

La mayoría de los desechos son almacenados en fosas o lagunas de retención y bombeados cuando están casi rebalsando y muchas veces en situaciones de emergencia, con el sistema de retención de detritos prácticamente en colapso. Después del bombeo se observa una acumulación de detritos en el fondo con emisión de olores más que desagradables. Ciertamente hay una forma mejor de evitar este momento desagradable.

En condiciones naturales se pueden producir estas 5 consecuencias:

  1. Sobrecarga del sistema y polución
  2. A falta de agitación (aireación), en el depósito de detritos (excremento), el sistema de torna en un proceso anaeróbico el cual resulta en un proceso mucho más lento y mas pestilente, donde las placas de detritos precisan ser fragmentadas para posibilitar su bombeo.
  3. El tiempo frío reduce la actividad biológica
  4. El uso considerable de antibióticos en los alimentos y los productos sanitarios de limpieza colaboran en paralizar la degradación biológica.
  5. Si se produce lo mencionado en el literal 4, aumenta el tiempo de retención, habiendo por tanto la necesidad de aumentar el tamaño de los depósitos y consecuentemente los costos.

Ante lo anterior, ¿Cómo es posible hacer frente a tal problema?

Uso de bacterias benéficas para acelerar el proceso de compostaje

El uso de bacterias benéficas o activadores biológicos, además de acelerar el proceso de descomposición de la materia orgánica, se produce una reducción en las cantidades de sólido contenido en los efluentes de los tanques, fosas y lagunas de estabilización y de las lagunas de excremento; esto facilita el bombeo, se controla la concentración de moscas y se reduce la formación de malos olores. Al repoblar el sistema con bacterias benéficas, estas por ser más agresivas, desplazan la proliferación de bacterias patógenas. Un resultado muy importante es la disminución sensible en la DBO en el efluente resultante y se disminuye el impacto ambiental. Otro beneficio colateral es la producción de abono para la agricultura.

El compuesto de bacterias benéficas de Enziclean como acelerador de la producción de abonos naturales en el compostaje de residuos orgánicos.

Los activadores biológicos o compuestos de bacterias benéficas como Enziclean se utilizan para iniciar y acelerar el proceso de descomposición de la materia orgánica. Las bacterias que actúan en este proceso incluyen a las bacterias mesófilas y termófilas. Las primeras se refieren a los organismos que actúan a temperaturas entre 35 y 40 ºC , las cuales son las temperaturas prevalecientes al inicio del proceso de compostaje. Al continuar el proceso, la temperatura se eleva gradualmente hasta un punto donde el mecanismo microbiológico asume su plenitud a temperaturas superiores a los 40 ºC ; este es el rango de acción para las bacterias conocidas como termófilas. Enziclean es un compuesto de bacterias que posee poblaciones de ambas especies: termófilas y mesófilas.

El compostaje es un proceso básicamente aeróbico. En procesos aeróbicos, el oxígeno atmosférico está todavía presente en la masa obtenida en el compostaje, aunque no se encuentra homogéneamente distribuido. En otras palabras, ocurre una competencia por el oxígeno entre varios microorganismo presentes en el masa. Por esta razón es deseable que los organismos introducidos en una situación de compostaje satisfagan las condiciones de sobrevivencia e inclusive de que se reproduzcan en ausencia del oxígeno. Por esta razón, Enziclean también incluye bacterias conocidas como facultativas, las cuales son capaces de adaptarse a condiciones tanto aeróbicas como anaeróbicas.

La velocidad de reacción y calidad de humus producido depende de la calidad del sustrato (presencia de macro y micronutrientes) y de otras condiciones críticas como pH y temperatura; asimismo, de la calidad de bacterias involucradas en el proceso de descomposición del sustrato. Es aquí donde Enziclean muestra sus mayores beneficios con la alta producción de enzimas hidrolíticas.

Los materiales usados en el sustrato pueden ser divididos de forma simplificada en tres tipos.

  1. Ricos en Nitrógeno. Desperdicios de proteína animal residuos de pieles, sangre, vísceras, detritos vegetales, excremento, lodo de fosa séptica o cualquier detrito que contenga más de 14% en proteína.
  2. Rico en carbohidratos. Azúcar, cereales, grano, plantas de frutas y legumbres.
  3. Ricos en Celulosa: paja de arroz, paja de avena, follajes, plantas de papel, plantas de campo, lascas de madera dura, madera suave muy vieja, aserrín (cuando fueren usado detritos de madera evitar los de pino y otras maderas resinosas).

Modo de preparar el material orgánico para compostaje

Todo el material debe ser molido o picado tan fino como sea posible, de forma que aumente el área de contacto con las bacterias. Una mezcla de los tipos de materiales en partes iguales hace un compuesto con cualidades ideales. Para obtener resultados aún mejores se puede adicionar unos 10 kilos de carbonato de calcio y de 5 a 20 kilos de fosfato mineral para cada 100 kilos de mezcla orgánica. Nunca use cal pues esto podría paralizar el proceso. Se crea una pasta húmeda con estos productos para así obtener una buena mezcla homogenizada. Humedezca sin hacer grumos. Si queda muy húmeda, adicione más material de tipo 3 para absorber el exceso.

La humedad ideal es cuando una porción de la mezcla se logre sostener logrando un bolo compacto que cree un montículo naturalmente. El exceso de agua causa un mayor riesgo de una indeseable condición ácida.

Método de compostaje:

Existen varios métodos, todos están basados en el principio fundamental de aireamiento del material junto con un adecuado grado de humedad.

En el siguiente video se muestra un proceso de compostaje fácil de realizar

Método recomendado

Método del apilado. La materia deberá ser apilada en una pila de unos 1.5 metros de largo y ancho por 1.0 m de altura bajo un comprimido conveniente.

Para aplicar el Enziclean, se prepara una pasta líquida en una proporción de 1 kg de enziclean para cada 1000 kg de material para el compostaje. Distribuya sobre la pila y mezcle bien. Para un compostaje más rápido se deberá repetir la aplicación cada 48 horas por 10 días.

Es importante cubrir el compostaje para protegerlo de los rayos del sol y la lluvia.