TRATAMIENTO BIOLÓGICO DE DESECHOS DE GRASA

En primer lugar, la grasa residual o de desecho, normalmente es de origen animal y se produce en los lugares donde se procesan alimentos tales como plantas de procesamiento de alimentos y restaurantes. Normalmente, en el tratamiento biológico, la grasa se retiene en lo que se conoce como Trampas de Grasa, para posteriormente disponer debidamente de la misma.

CÓMO OPERAN LAS TRAMPAS DE GRASA?

Las trampas de grasa son un sistema totalmente diseñado y construido para separar las grasas y aceites de las aguas residuales. Dichas grasas y aceites así separados quedan atrapados dentro de un tanque de acero inoxidable dejando pasar por el sistema el agua clarificada que va a la alcantarilla. Se puede emplear las trampas en aplicaciones muy variadas, que van desde las operaciones en restaurantes y de procesado de alimentos hasta numerosos y diferentes tipos de aplicaciones industriales.

EL PROCESO DE SEPARACIÓN Y LIMPIEZA

A medida que el agua del drenaje, que contiene grasa y aceites, entra en el sistema, las grasas y aceites más livianos se separan inmediatamente y quedan suspendidas sobre el agua. El agua limpia, más pesada, sale por debajo del deflector de la salida.

Los coladores separan todos los restos de alimentos o desechos sólidos que contiene el agua de drenaje que entra la trampa y los detienen en el área de retención de sólidos.

DESCRIPCIÓN GENERAL DE LAS TRAMPAS

Como muchos encargados y gerentes de establecimientos de servicios de alimentos ya saben, la acumulación de grasa dentro de la instalación de cañerías de desagüe, es una seria causa de problemas de obstrucción de dichos sistemas. Estos problemas hacen peligrar las operaciones normales, a la vez que originan riesgos sanitarios y de seguridad en tales establecimientos, además de violar la normativa vigente de residuos industriales líquidos.

Con la instalación apropiada de un sistema para la remoción de grasa y aceites, este problema puede quedar eliminado. Esto redunda en menos “tiempo de retención” en aquellas áreas destinadas a preparación de alimentos que en el pasado se han visto regularmente afectadas por este tipo de problema. El empleo del sistema garantiza que las costosas sobrecargas del alcantarillado, junto con las consiguientes multas, cesan o quedan eliminadas mediante la eficaz separación y remoción de la grasa y del aceite que se recuperan. Esta grasa se puede vender directamente a alguna empresa local dedicada al servicio de reconversión o reciclado para fabricar jabones.

La grasa y los aceites colectados son retirados desde el tanque de acumulación, por lo menos una vez al día. Por su compacto tamaño las trampas de grasa pueden instalarse donde se originan los problemas relacionados con la grasa. Las grasas son de difícil descomposición bacteriana y solo productos especializados pueden ser utilizados para el tratamiento de la misma. Uno de tales productos es el compuesto especial de Enziclean para tratamiento de grasa.